UA-184023489-1
 

TRATAMIENTO DE HUMEDADES

Estamos especializados en tratamientos de humedades.

Humedad por capilaridad

 

La humedad y la penetración del agua en la estructura de la vivienda son unos de los principales daños en las mismas. La humedad se manifiesta en forma de malos olores, paredes húmedas, paredes desconchadas, hongos, salitre y agrietado.

 Las humedades por filtración son aquellas que ascienden por las paredes de un edificio desde sus cimientos. La humedad consigue avanzar por las paredes debido a los pequeños poros de los materiales de construcción. Las principales rutas de ascenso de la humedad son las juntas de mortero.

 

Humedad por condensación

 

La calidad de la construcción actual se basa en el aislamiento. Todo ello se convierte en un problema en la necesaria renovación del volumen de aire interior.

 Además del aislamiento ambiental, la vida moderna hace que las viviendas generen cada vez más humedad. Una familia de 3 personas puede producir mediante su respiración y actividad doméstica (ducharse, cocinar, planchar…) entre 2 y 7 litros de agua cada día. Esta acumulación de vapor de agua dentro de un entorno cerrado genera las conocidas «humedades por condensación».

Humedad por filtraciones

Los materiales de construcción absorben el agua o la humedad del terreno que asciende por zonas con una impermeabilización deficiente.

 Las humedades por filtración se producen en paredes y muros que se encuentran total o parcialmente soterrados, dejando la construcción por debajo del nivel del terreno natural, llegando a rozar el nivel freático. La infiltración de humedad se puede presentar en forma de paredes mojadas que pueden causar manchas de salitre.

 
UA-184023489-1